Jueves, abril 23 2015

La Presentación del Producto cuenta y cuenta mucho

Para el comercio detallista, la presentación de los productos juega un papel muy importante en el proceso de decisión de compra. Cuando un cliente entra en la tienda, recorre los pasillos y se detiene frente al estante, tendrá, la mayoría de las veces, más de una opción para elegir y la imagen que un producto transmita, será uno de los principales criterios para tomar la decisión de comprarlo o no.

La presentación del producto es uno de los elementos más importantes para causar una buena impresión. A través de la imagen del producto, el cliente se formará un impresión de él, le dirá si es de calidad o no, si es confiable o no, si merece llevarlo o no.

Vivimos en mundo de percepciones, y en este caso, la presentación del producto cuenta y cuenta mucho y su imagen, ya sea buena o mala, siempre estará comunicando.

Enseguida te presentamos 6 consideraciones que bien vale la pena tomar en cuenta:

1.       Considera la presentación del empaque y etiqueta como una inversión, aunque pareciera que de inicio es un gasto ya que implica el trabajo de diseñadores, es importante que recuerdes que la presentación del producto sigue siendo una de las herramientas más importantes para llegar a tu mercado objetivo.

La presentación del producto refleja la imagen que quieres trasmitir.

2.       La presentación del producto es un excelente medio de publicidad, se comunica permanentemente en los estantes y en la casa o en el trabajo de quienes lleven el producto, por esta razón  la presentación causa más que sólo una buena impresión.

Puede que la presentación de tu producto sea la única publicidad de emplees, por ello hay que aprovechar al máximo este recurso.

3.       El empaque es el único medio para establecer una relación física con los clientes, imagina que todo lo que es tu empresa está contenida en el empaque ¿Qué comunicas todo el tiempo a tus clientes?

4.       La vista es uno de los sentidos que se estimulan con la prestación de  un producto, pero para crear una emoción que genere acción por el producto es necesario estimular más sentidos, de ahí que sea tan importante no sólo el logotipo, sino el empaque del producto, el envase, los colores empelados, la tipografía, las imágenes, etc.

De la vista nace el amor.

5.       Otros aspectos a considerar:

  • Empaque fácil de usar, sostener y guardar.
  • Factor ecológico (empaque fácil de re-usar y desechar), es indispensable buscar recursos y materiales alternos.
  • Menos es más, no pretendas poner información de más, aprende de las grandes marcas, regularmente su presentación es limpia, es decir pocos colores pocas imágenes, etc.

6.       Todo se renueva, lo mismo sucede así con la presentación de un producto. Antes una presentación podía durar más de 10 años, si no es que más (dicho sea de paso, conozco más de una empresa que llevan ¡30 años con la misma presentación!). Ahora el tiempo es más corto, posiblemente 3 o 4 años. No tengas miedo a innovar, si no lo haces tú, la competencia lo hará.

Finalmente recuerda que la presentación de un producto no es sólo una excelente herramienta de publicidad, además, es el mejor medio para causar una buena impresión del producto y de la empresa, aprovechar esta oportunidad e invertir tiempo y recursos necesarios para hacerla bien, no solo causa buena impresión, sino que es una excelente estrategia para aumentar las ventas en el comercio detallista.

Si tienes como objetivo aumentar las ventas de tu tienda, ponte en contacto con nosotros, nuestra Consultoría Retail te ayudará a lograrlo.

Comunícate con nosotros.

Por Silvia Liñan

MERCHANDISING / CONSULTORÍA RETAIL EN MÉXICO / MARKETING EN EL PUNTO DE VENTA / ESTRATEGIAS PARA EL COMERCIO DETALLISTA EN MÉXICO