Viernes, enero 23 2015

El uso del color en el escaparate Parte I

No hay duda que los escaparates ayudan a aumentar ventas en el comercio detallista, para ello han de ser estratégicos, atractivos y persuasivos. Vale la pena aprovecharlos al máximo, ya que inspiran a entrar a la tienda, refuerzan la imagen de la misma y sobre todo venden sin descanso.

Aunque  son varios los elementos que conforman un escaparate estratégico, el color juega un papel muy importante, no sólo porque llama la atención de los compradores, sino por los efectos que puede producir en ellos. Además el color es el recurso más económico al que se puede recurrir para mejorar la imagen  y causar mejor impresión del punto de venta.

A la hora de diseñar un escaparate la combinación de colores puede resultar complicada, sobre todo cuando se es principiante en temas de marketing en el punto de venta, por  ello es importante explorar más a detalle sus principios y aprender su uso. La rueda cromática es un método muy efectivo para entender cómo funcionan los colores.

Aunque la rueda cromática ha sufrido varios cambios desde su creación, por Isaac Newton en el siglo XVII, la más común hoy en día es la utilizada por los artistas pictóricos.

Está rueda cromática está basada en los tres colores primarios: rojo, azul y amarillo. Cuando los colores primarios se combinan dan vida a un color secundario, por ejemplo: con el amarillo y el rojo se crea el naranja. También se puede crear un color terciario, combinando un primario con un secundario, por ejemplo: el amarillo y el verde crean un amarillento verdoso.

En total la rueda cromática está formada por 12 colores (tres primarios, tres secundarios y seis terciarios).

Existen esquemas de color ya definidos, hechos a partir de la rueda de color, que bien pueden ser utilizados a la hora de montar un escaparate. Los más usuales se basan en seis variaciones:

Complementario: dos colores opuestos en la rueda de color.

Uso de tres colores: un color principal y los dos colores terciarios que están a uno y otro del mismo en la rueda cromática.

Doble complementario: Dos colores primarios y sus tonos complementarios, en total cuatro colores.

 

Triada: tres colores esparcidos por igual en el circulo cromático.

Análogos: dos o más colores situados uno junto al otro en el circulo cromático.

Monocromático: blanco y negro.

En la segunda parte de este artículo se hablará del significado psicológico de los colores en el escaparate y de su aplicación.

 

Por: Silvia Liñan

 

 

 

 

MERCHANDISING / CONSULTORÍA RETAIL EN MÉXICO / MARKETING EN EL PUNTO DE VENTA / ESTRATEGIAS PARA EL COMERCIO DETALLISTA EN MÉXICO