Sábado, septiembre 12 2015

Claves para la localización de un Comercio Detallista

La localización de una tienda detallista es, sin lugar a dudas una de las principales decisiones estratégicas que determinan el éxito del negocio, ya en otros artículos hemos hablado de este tema y ahora vamos a resaltar 6 de los factores clave que bien vale la pena tomar en cuenta para la localización idónea del punto de venta.

 

1.         Flujo de peatones.

Existe una relación directa entre el flujo de personas que pasan por el comercio detallista y los que aceden en él, por ello hay que analizar a las personas que pasan justo por delante del punto de ubicación del negocio (en un determinado horario). Son tres los principales elementos a estudiar: cantidad, nivel socioeconómico y disposición de compra, además hay que asegurarnos de que los transeúntes forman parte del mercado objetivo del negocio.

Esta es una de las mejores medidas para evaluar y valorar la ubicación del local.

 

2.         ¿El local se encuentra en una zona de de atracción comercial?

Las vías importantes o áreas de atracción comercial deben ser examinadas a la hora de elegir la ubicación de una tienda. Es recomendable que el comercio detallista esté ubicado en una de las calles más importantes de la zona, de hecho, la mayoría de los centros comerciales tratan de situarse dentro de las principales vías y cercanas al mercado objetivo, algunas se aseguran de que haya transporte público por ejemplo, con el fin de captar un mayor número de consumidores.

 

3.         Facilidad de estacionamiento.

Estar ubicados en zonas donde el estacionamiento está garantizado o es de fácil acceso, es un factor muy positivo que bien vale la pena tener en cuenta, las personas cada vez van más de prisa y éste será un factor que determine si llegan o no en la tienda.

 

4.         Tejido comercial.

Hay que analizar el tipo y características de las tiendas que se sitúan alrededor del futuro comercio detallista. Aquí habrá que analizar dos aspectos: por un lado, la competencia: cuántos y cómo son los establecimientos que pueden ser competencia directa o indirecta del negocio y por otro, las tiendas que complementarán nuestro artículos.

 

5.         Visibilidad del establecimiento.

Una buena visibilidad implica que el local puede ser visto por los peatones y desde los vehículos. De ahí que la fachada y el rótulo comercial deban ser atractivos y visibles. Cuanta mayor es esa visibilidad, más expectativas hay de que los prospectos deseen acceder a la tienda para conocer su oferta.

 

6.         Características internas del local.

La apariencia externa del local es muy importante, pero también lo es la interna: los metros cuadrados, el espacio, si tiene o no espacio para bodega, si el lugar es adecuado para los estantes disponibles, si el producto estará bien expuesto y si las características del establecimiento se adecuan a las necesidades de la tienda y sobre todo al surtido (por ejemplo, un local demasiado amplio y con poco surtido da imagen de surtido carente y un local pequeño con amplio surtido puede dar una imagen de económico) de ahí que haya que estudiar este factor a la hora de elegir.

 

La elección de la ubicación el negocio es una decisión básica, si deseas más información escríbenos, con gusto te asesoraremos.

 

Recuerda, con la Consultoría y Capacitación Retail, las empresas del comercio detallista venden más aprovechando al máximo sus recursos disponibles.

 

Por Silvia Liñan

MERCHANDISING / CONSULTORÍA RETAIL EN MÉXICO / MARKETING EN EL PUNTO DE VENTA / ESTRATEGIAS PARA EL COMERCIO DETALLISTA EN MÉXICO